Una prueba que dejó de serla

En La Máquina de Contar, no somos escritores laureados, ni siquiera conocidos.  Somos tres amigos, a quienes une la pasión por la literatura, y las ganas de contar historias. 

Los años, la vida, quién sabe qué, nos ha ido inculcando la vieja ética del “hacelo vos mismo” que tantos sacudones diera a la cultura. Por eso pasamos del “y si…?”, del “estaría bueno…” a hacerlo. De la idea y las ganas, a la tarea. 

¿Y si nos ponemos a subir nuestros cuentos que están diseminados por ahí? Hagámoslo. ¿Y si los ponemos todos juntos en un mismo lugar? Hagámoslo, ¿Y si armamos una página propia? Bien, aquí está, finalmente. Esta es La Máquina de Contar. 

Como todo mensaje en una botella, cada texto tiene la secreta pretensión de llegar a alguien y… de recibir algún tipo de respuesta. Es por eso que tenemos este espacio reservado para comunicarnos con vos y contarte las cosas en las que andamos. 

Por ejemplo, podemos empezar contándote que por una cuestión estética, elegimos un diseño minimalista, sin fotos y en blanco y negro, porque preferimos volver a darle importancia a la palabra escrita. Sin aditivos ni distracciones. Solo las letras y tu imaginación. 

El compromiso es mantener la máquina en movimiento, para ello iremos alternando textos semanalmente. Pero la máquina tiene sus puertas y ventanas abiertas. Siempre puede ser que alguien se sienta convocado a acercar un cuento, una crónica, y veremos de darle lugar. Para eso no dudes de escribirnos al mail qwerty@lamaquinadecontar.com o escribiéndonos en el formulario de contacto. 

Bienvenidos

Acerca del autor

La máquina de contar

Dejá tu comentario

Lo nuevo

Mantené el contacto

Sin vos, la maquina no tiene sentido. Formá parte de nuestra comunidad sumándote en los siguientes canales.